Como Podar un Crisantemo

La poda es necesaria porque así podrás mantener tus plantas de crisantemo en las mejores condiciones. Dándoles la oportunidad de que crezcan sanas y mucho más bonitas. La poda de crisantemos ayuda a obtener plantas frondosas y llenas de flores.

como podar un crisantemo

A continuación, te dejo algunos consejos para que tu poda sea exitosa, ya que, hay que tener en cuenta la época y la forma en que se realice.

Herramientas para la Poda

  • Tijeras de podar de mano
  • Tijeras de poda a dos manos
  • Tijeras corta setos
  • Guantes protectores
  • Gafas protectoras

¿Cuándo Se Hace?

El tiempo estimado para podar o pellizcar la planta del crisantemo es desde la primavera hasta principios del verano. Inicia a hacerlo cuando los tallos midan entre 10 y 15 cm de largo.

Sigue podando cada dos o tres semanas durante la primavera y durante todo el mes de julio.

cuando se poda un crisantemoLa poda de la flor del crisantemo se debe realizar cuando ya se haya producido la floración. Esta poda garantiza que la planta siga retoñando.

Cuando veas en el otoño flores en mal estado junto a flores sanas es preferible no podarlas para evitar que el frío del invierno deje a la planta vulnerable.

A mediados del mes de julio es mejor dejar de pellizcar los tallos para dar tiempo de que crezcan y florezcan.

Pellizcar hace que tus plantas de crisantemo estén más llenas antes de que empiecen a florecer.

También debemos tener presente que podar nuestro crisantemo se hace con la intención de conservarlo como elemento de decoración.

¿Cómo Se Hace?

A continuación, te daremos los pasos para podar tus crisantemos como es debido:

Hay que cortar las ramas de tal manera que queden a unos 4 cm del suelo para que la poda quede bien hecha se recomienda retirar las flores ya marchitas y los capullos laterales que crecen cerca de la flor principal. Esta poda la debemos hacer entre los meses de diciembre y enero.

En el mes de mayo es aconsejable cortar los tallos desiguales y las flores que no estén bien formadas.

Podar las flores consiste en retirar las que estén con malformaciones. Esta es una labor muy saludable para las plantas porque además de que se vean bonitas van a beneficiar a la planta con nuevas flores. Este trabajo es buen hacerlo durante la primavera.

como se poda un crisantemoSi podas las flores de interior lo puedes hacer cuando lo consideres, ya que, por su ubicación no están tan expuestos al frío.

Antes de podar las flores revisa muy bien la planta porque hay que retirar aquellas flores que tienen color marrón, su textura seca como la del papel o sus pétalos son débiles.

Para retirar las flores marchitas puedes hacerlo con los dedos agarrando el tallo de la flor y rompiéndolo para sacar la flor muerta.

Cuando son muchas las flores de crisantemo que están muertas es mejor hacerlo con tijeras de jardín y así podrás cortar muchas flores al mismo tiempo.

En caso de que las flores y los tallos estén en mal estado hay que cortar todas las partes de la planta con unas tijeras y lo más cerca del suelo. Esto permitirá que las partes que quedan puedan empezar a renacer de nuevo.

Esta labor de poda señalada anteriormente hay que hacerla en la primavera o a inicios del verano para que la planta pueda florecer en el otoño.

Las hojas en mal estado deben retirarse para evitar la propagación de enfermedades y también para estimular el crecimiento de la planta.

Aunque no es estrictamente necesario si es bueno pellizcar las puntas de los tallos altos que se quieran ver más espesos y en mejores condiciones. Para esto identifica aquellos tallos con color verde claro. Esto con el fin de lograr una planta más vistosa.

la poda

Te sugerimos colocar el dedo índice y el pulgar alrededor de la punta de la planta, justo debajo del primer juego de hojas. Luego, pellizca los dedos para quitar la punta y el conjunto de hojas.

Luego localiza una punta de color verde claro en la parte de arriba de tu crisantemo y la cortas.

Retira los brotes de flores enfermos. Debes hacer este procedimiento por lo menos una vez a la semana para evitar malformaciones.

Recuerda que puedes conservar las raíces de los crisantemos para que vuelvan a crecer y florecer en la próxima temporada.

Después de una poda ten cuidado de retirar las flores, hojas o ramas eliminadas para evitar las plagas de babosas y caracoles.

Posterior al corte te recomendamos agregar abono para nutrir el suelo y también porque este ayuda a proteger la planta del frío.

No olvides que los crisantemos requieren de luz solar el cual contribuye a su nutrición después de la poda.

Nota importante: Si localizas en tus plantas de crisantemo manchas con tonalidad marrón debes erradicarlas, ya que, podrán afectar el crecimiento de tu flor.

Otros Artículos Interesantes